APARECEN POR SEDENTARISMO, SOBREPESO Y MENOPAUSIA

Las várices internas son una dolencia molesta que tiene unas características visuales muy concretas, aparecen con aspecto inflamado y rojizo, aunque a medida que van desarrollándose su color tiende a ser azulado o verdoso.

Estas várices dan sensación de pesadez y cansancio en las zonas afectadas, generalmente las piernas, y quienes las padecen pueden notar de forma variable cierto dolor.

Todo ello es el resultado de la acumulación de la sangre en esas venas. Es habitual que se sientan calambres nocturnos u hormigueos cuando las piernas están mucho tiempo en la misma postura. Si usted siente estas molestias acuda hoy mismo al POLICLÍNICO LIMA SOL para un chequeo integral de salud.

Fuente: Revista Sol Medic & Belleza

Anuncios