Después de los ojos, la boca es lo segundo a lo que más atención prestamos cuando conversamos con alguien. A través de ella percibimos su estado de salud, por la sonrisa, y hasta grado de higiene que tenga lo cual queda reflejado en sus dientes.

Los especialistas cubanos del Policlínico Lima Sol afirman que una boca que no está sana puede sufrir de halitosis (mal aliento), lo cual muy probablemente influirá sobre las relaciones sociales de la persona afectada, su interacción con los demás, al igual que su autoestima.

“A través de la boca, y gracias a unos dientes sanos, podemos realizar diversas funciones vitales, algunas de ellas más bien biológicas, como por ejemplo la masticación y la deglución, que constituyen el inicio de la digestión. Y otros, más bienes sociales, como por ejemplo la fonación y la sonrisa”, refieren.

CARIES: Otro factor que influye en la importancia de la higiene bucal es que nos ayudará a eliminar las bacterias que se forman por los restos de comida y así prevenir enfermedades como la caries o la gingivitis.

Por regla general, los dientes deben cepillarse después de haberse ingerido  los alimentos. La rutina de higiene no solamente abarca el cepillado, sino también, el uso del hilo dental y el enjuague bucal.

POLICLÍNICO: Si usted tiene algún problema con sus dientes o si desea prevenir la aparición de caries, con una limpieza y la aplicación de productos específicos, acuda con los especialistas del Policlínico Lima Sol.

Jr. Cusco 121, piso 4, Cercado de Lima, en los horarios de lunes a viernes de 8 a. m. a 8 p. m. y sábados de 8 a. m. a 2 p. m. Mayores in­formes: 01-7615723/01- 7711635 y 01-3935395.