¡Alerta! La hipertensión arterial es una “asesina silenciosa” difícil de detectar

alerta-la-hipertension-arterial-es-una-asesina-silenciosa-dificil-de-detectar

Médicos cubanos del Policlínico Lima Sol lo ayudan a cuidar su corazón y vivir mejor.

Los hábitos alimentarios, el sedentarismo y el estrés son tres puntos que configuran una realidad palpable en toda Latinoamérica y el mundo. El horario y la calidad de trabajo, el tráfico, la comida rápida y procesada, la adicción a los dispositivos electrónicos y otras facilidades otorgadas por la tecnología han contribuido a acelerar el ritmo de vida, minimizar la actividad física y desbalancear los horarios de sueño y comida. Todo esto desemboca en un mayor nivel de estrés y ansiedad, que a su vez degenera en una tensión elevada y otros problemas de salud.

Algunos padecimientos se presentan sin avisar, como una consecuencia del desgaste progresivo y acumulativo que ejercemos sobre nuestro cuerpo. Estas enfermedades silenciosas simplemente detonan de un momento a otro con un gran dolor, una falla o un desvanecimiento. Para cuando eso ocurre, ya es demasiado tarde.

La hipertensión es una enfermedad crónica no transmisible, en el que los vasos sanguíneos se ven presionados con una fuerza persistente por la sangre bombeada desde el corazón. Este hecho puede dañar las venas y con ello los órganos que estas se encargan de nutrir. “Una tensión sistólica (cuando el corazón late) igual o mayor a 140 mm Hg y una diastólica (cuando el músculo cardíaco se relaja) de 90, cruza el límite que separa los niveles saludables con respecto a una lesión en los llamados “órganos diana”, que son el corazón, el cerebro, los riñones y los ojos”, explican los médicos cubanos del Policlínico Lima Sol.

En efecto, las consecuencias de la hipertensión arterial van desde un infarto de miocardio, un ensanchamiento en el corazón, una falla cardíaca o renal, hasta la pérdida de la visión o un accidente cerebrovascular que puede acabar con su vida o dejarlo en cama por el resto de sus días.

Según la OMS, uno de cada cinco adultos tiene la presión arterial elevada y 9,4 millones de personas mueren a causa de este padecimiento cada año. Muchas de ellas no sabían que la padecían hasta que sufrieron un ataque.

A pesar de que no es un mal exclusivo de la adultez, son los mayores de 45 años los más propensos a sufrirlo. En la mayoría de los casos, este asesino silencioso no muestra síntomas, pero los profesionales de la salud afirman que algunos pacientes hipertensos llegan al establecimiento con dolor de cabeza, dificultad para respirar, vértigos, dolor en el tórax y palpitaciones en el pecho.

VOLVER A VIVIR

Para los especialistas de nivel internacional del Policlínico Lima Sol, lo primordial es conocer cómo vive su paciente, luego de hacer un examen físico completo, para detectar otras afecciones o factores de riesgo que pudieran empeorar el estado de un paciente hipertenso.

Afirman que esta enfermedad no llega a curarse solo con medicamentos, ya que solo representan una solución temporal. “Cuando se trata de salud, no sirven las salidas fáciles. Para curarse, es necesario cambiar los hábitos que lo llevaron a ese padecimiento. Solo así podremos controlarlo a largo plazo”, sostienen.

¡SE DEBE CHEQUEAR EL CORAZÓN AL MENOS UNA VEZ AL AÑO!

Comenzar a hacer ejercicio y mantener una alimentación saludable, con menos sal, frituras, carbohidratos y triglicéridos, además de librarse del alcohol y tabaco, harán que esa persona evite las consecuencias de una subida de tensión y vuelva a vivir plenamente, sin el miedo a perder la vida en un segundo por un susto o una angustia.

“Muchos le tienen temor a la actividad física, porque asumen que se trata de ir a un gimnasio a levantar pesas. El que quiera puede hacerlo, pero hay miles de maneras de mover el cuerpo. Una caminata para pasear al perro o un baile en pareja son maneras divertidas que no solo beneficiarán al organismo, sino que nos ayudarán a liberar el estrés, un elemento cuyo daño a la salud está más que comprobado”, explican los doctores del Policlínico Lima Sol, quienes recomiendan chequear el estado del corazón al menos una vez al año, sin importar su edad.

ACUDA HOY AL POLICLÍNICO LIMA SOL

Si usted sospecha que sufre de hipertensión arterial, acuda cuanto antes al Policlínico Lima Sol. Ubíquelos en el Jr. Cusco 425, Interior 808 – Cercado de Lima (Alt. del Hiraoka de la Av. Abancay).

Anuncios